Buscar este blog

viernes, 18 de agosto de 2017

Los crímenes de Oxford, de Guillermo Martínez

Un joven estudiante argentino se traslada a Oxford con una beca de matemáticas y allí se aloja en casa de una anciana, la sra Eagleton, que vive con su nieta Beth, quien se encarga de cuidarla. Un par de semanas más tarde y en compañía del célebre matemático Arthur Seldom, el chico encuentra muerta a la anciana, asfixiada con una almohada, y ambos acuerdan avisar a la policía.

El inspector Petersen, encargado del caso, los interroga y Seldom le explica que se encontraba allí porque alguien le dejó un mensaje con la frase “El primero de la serie”, la dirección, la hora en que debía presentarse allí y el símbolo de un círculo, y fue entonces cuando hallaron el cadáver. Este asesinato es el primero de una serie de crímenes con los que el asesino quiere desafiar a Seldom a que demuestre que es más listo que él. Cada mensajr indica un lugar y una hora y viene acompañado de un símbolo, y Seldom, junto al estudiante argentino, aúnan esfuerzos para tratar de descifrar la pauta que siguen los símbolos y detener al asesino antes de que mate a más gente.

Soy fan de Alex de la Iglesia desde que vi “El día de la bestia” y me gustan los libros, series y películas en las que las matemáticas desempeñan un papel fundamental, así que su película “Los crímenes de Oxford” me encantó. La he visto varias veces, la última este verano, y como sabía que en la biblioteca tenían el libro decidí que había llegado el momento de leerlo.
El libro es corto, apenas 200 páginas y se lee fácil. La parte policial es bastante pausada y se centra más en las conversaciones matemáticas entre Seldom y el estudiante argentino (del que no llegamos a saber el nombre en ningún momento) y en sus intentos por descifrar la serie lógica que les deja el asesino. En las últimas páginas se produce un gran giro sorpresa y descubres que nada es lo que parece, todo un golpe de efecto que te deja con la boca abierta, claro que al haber visto la película con anterioridad el impacto es más reducido.

miércoles, 16 de agosto de 2017

El vecino, de R. L. Stine

Lynne y Crystal han caído rendidas ante el nuevo vecino de Crystal, Scott, un chico alto y atlético, con un halo de misterio, que se convierte en la nueva estrella del equipo de fútbol del instituto, y ambas deciden competir entre ellas para ver cuál se lo liga antes. Pero ignoran que Scott no soporta a las chicas que solo piensan en la ropa y el maquillaje y en ligar con chicos, que pare él son chicas indecentes. Su última novia era así y ahora está muerta, como las que la precedieron.

Este es sin duda el peor libro de estos cinco libros que acabo de leerme de R. L. Stine (Juego letal, Trama infernal, El desafío, Obsesión mortal y El vecino). Las protagonistas me caen fatal y me parecen unas estúpidas, chicas superficiales que solo piensan en estar monas y maquillarse y en ligar con el vecino guapo. En mi opinión hay cosas más importantes que estas tonterías. Es de agradecer que solo tenga 130 páginas. Ha sido una absoluta pérdida de tiempo.

Obsesión mortal, de R. L. Stine

Nicole está viviendo el peor día de su vida. Al vestirse para ir al colegio se rompe una uña, se le olvida entregar un trabajo muy importante y corre el riesgo de que la suspendan y encima su novia la deja. Para su mejor amiga Lucy el día tampoco ha ido de perlas y es ella la que le propone la forma de solucionar sus problemas: ¡intercambiarse los cuerpos!

En lo profundo del bosque hay algo que permite a dos personas intercambiar sus cuerpos y eso es lo que hacen Nicole y Lucy, pero cuando Nicole llega a casa de Lucy encuentra a los padres de su amiga muertos, y todo indica que ha sido obra de la propia Lucy. ¡Su mejor amiga le ha tendido una trampa!
Nicole acude a ver al novio de Lucty, Kent, y trata de convencerle de que ella es Nicole y le cuenta lo que ha pasado para que la ayude a dar con Lucy, pero Kent solo la está entreteniendo para que la policía venga a por ella. Nicole ya no sabe en quién confiar y todo el mundo parece estar en su contra. La única forma de salir bien parada de este asunto es encontrar a su amiga y convencerla de volver a intercambiar los cuerpos.

Lo del intercambio de cuerpos es algo que ya está muy visto y aunque solo tiene 130 páginas tiene mucha paja, pero el giro del final es toda una sorpresa, sin duda lo mejor del libro.

lunes, 14 de agosto de 2017

El desafío, de R. L. Stine

Johanna Wise no puede creerse que Dennis Arthur, el chico más popular del instituto, le haya pedido salir y que ahora forme parte de su círculo de amistades, todos ellos ricos y populares. Johanna está dispuesta a hacer lo que sea para que esto no cambie y cuando Dennis la desafía a que mate a su profesor de Historia, el señor Northwood, ella no se niega.

Dennis odia al señor Nortthwood porque lo ha suspendido y por su culpa no podrá entrar en el equipo de atletismo, y se pasa el día imaginando mil forma de matarlo y Johanna también hace su contribución. Cuando le pide que lo mate Johanna cree que está de broma y le sigue la corriente, pero la bromas acaba llegando demasiado lejos y en el instituto empiezan a hacerse apuestas sobre si será capaz o no de hacerlo. Johanna va notando la presión y no quiere decepcionar a Dennis así que toma la decisión de matar al señor Northwood.

Este libro me ha parecido el más interesante de los tres que llevo leídos de “La Calle del Terror” (Juego letal, Trampa infernal y El desafío), si Johanna será capaz o no de matar a su profesor (el sueño de todo estudiante) y cómo lo hará, el giro sorpresa de las últimas páginas (de hecho hay dos giros por el precio de uno), pero hay una cosa que no me gustó. La protagonista suele tener mucha imaginación y cuando nos encontramos una escena violenta (Johanna dándole una paliza a otra chica o matando a alguien) resulta que no pasa de verdad, sino que es fruto de la imaginación de Johanna, y es como timar al lector una y otra vez. Eso no mola.

viernes, 11 de agosto de 2017

Trampa infernal, de R. L. Stine

Tina lleva tres meses sin ver a su novio Josh, que estudia en la universidad, por eso le entusiasma pasar el fin de semana con él en su residencia. La pega es que sus padres no la dejan ir sola, así que tiene que llevar a su prima Holly consigo, que es un poco pesada y está obsesionada con los chicos.

Se supone que Josh tenía que recogerlas en la estación de tren pero cuando llegan Josh no se encuentra allí. Tras esperarle un buen rato Tina empieza a preocuparse pero entonces aparece un chico llamado Chris Roberts, el compañero de cuarto de Josh. Este les dice que Josh se fue de expedición geológica a la montaña el día anterior y que se le ha averiado el coche y no regresará hasta el día siguiente. Tina se enfada pues había planeado pasar el fin de semana entero con su novio, pero Chris trata de animarla y les enseña a ambas la residencia y más tarde las lleva a una fiesta. Para complicar más las cosas su prima Holly desaparece sin dejar rastro y al día siguiente Josh sigue sin dar señales de vida, pero Chris parece tener siempre una explicación para cada imprevisto que sucede, y Tina empieza a pensar que algo extraño está pasando.

La protagonista de esta historia no me cae nada bien y me parece bastante estúpida. O sea, a los dos minutos de conocer a Chris ya se siente atraída por él e incluso lo besa, y este la convence de irse de fiesta, y mientras tanto el novio desaparecido y a saber si le ha pasado algo. Vamos, la peor novia del mundo. El de “Juego letal” tenía alguna que otra cosa que me gustaba, pero este ni eso. Al menos solo son 130 páginas y se pasan rápido.

jueves, 10 de agosto de 2017

Juego letal, de R. L. Stine

No escuches las historias que te cuenten sobre la Calle del Terror. ¿No sería mejor que investigaras tú mismo y vieras si esos oscuros misterios no aclarados son verdad?

Stine es conocido por sus libros de “Pesadillas”, historias de terror para niños que generalmente acaban mal, pero aparte de esa colección también está “La Calle del Terror”, formada por unos 34 libros, que son historias de suspense para adolescentes. Yo conseguí cinco de estos gratis, en un mercadillo de libros de segunda mano, y me he puesto a leerlos todos seguidos para quitármelos de encima.

Un grupo de siete chicos y chicas va a pasar el fin de semana en el lujoso chalet de Dara Harker, la chica más popular del instituto. El plan es salir a esquiar pero una fuerte ventisca los obliga a quedarse en el chalet así que para pasar el rato deciden jugar al juego de la verdad, pero pronto el juego se les va de las manos. Uno de ellos no está dispuesto a permitir que se sepa su secreto más oscuro y matará con el fin de que no salga a la luz.

De estos libros de “La Calle del Terror” opino lo mismo que los de “Pesadillas”. Son libros muy cortos, de 130 páginas, con una prosa supersimple, tanto que te los puedes leer tranquilamente en un solo día. Los capítulos también son cortos y la mayoría suele acabar con un cliffhanger, que al empezar el siguiente capítulo resulta ser una chorrada. Este libro tiene alguna que otra sorpresa y el principio me gusta bastante, con eso de descubrir los secretos de cada uno y tal, el asesino resulta no ser quien creías, pero me habría gustado mucho más si lo hubiera leído de crío, ahora me parece muy simplón.

miércoles, 9 de agosto de 2017

Antes de que los cuelguen, de Joe Abercrombie

“Antes de que los cuelguen” es el segundo libro de la trilogía de “La Primera Ley” de Joe Abercrombie, continuación de “La voz de las espadas”.
El Superior Glokta es enviado a la ciudad de Dagoska para descubrir qué le ha ocurrido a su predecesor el Superior Davoust, que ha desaparecido sin dejar rastro. Además también debe descubrir qué miembros del Consejo de la ciudad han conspirado para entregar Dagoska al ejército gurko y fortalecer las defensas de la ciudad ante el inminente asedio. Dagoska no debe caer bajo ningún concepto.
Muy lejos de allí, el ejército de la Unión se dirige hacia Angland para enfrentarse a los salvajes de Bethod, que han empezado a invadirla, pero los norteños son muy superiores en número y las tropas de la Unión tienen todas las de perder.
Mientras, Bayaz, el Primero de los Magos, conduce a un variopinto grupo de aventureros (su aprendiz Quai, Logen Nuevededos, el navegante Pielargo, el capitán Luthar y la guerrera Ferro) en un largo viaje hacia el confín del mundo en busca de un antiguo y poderoso objeto maǵico para utilizarlo contra los enemigos de la Unión.

El primer libro ya me dejó todo loco y me convirtió en fan incondicional de Abercrombie y esta segunda entrega no ha hecho más que confirmar el increíble talento del autor en lo que al género fantástico se refiere.
El libro es impresionante, es un poco más largo que el anterior pero las páginas se pasan volando (de hecho lo acabé un día antes de lo que pensaba), hay batallas a uno y otro lado (a este respecto Abercrombie no tiene nada que envidiar a George R. R. Martin), espectaculares y sangrientas, y aquí descubrimos algo más acerca de los Magos, su guerra y lo que puede ser esa Semilla. El libro es fabuloso y si no has leído nada de Abercrombie te recomiendo esta trilogía sin falta. Aunque no sé si con un solo libro más será suficiente para dejar todas las tramas perfectamente cerradas (por lo que sé hay otros cuatro libros independientes ambientados en el universo de “La Primera Ley”, así que hay material para rato).