Buscar este blog

viernes, 25 de mayo de 2018

La máquina de follar, de Charles Bukowski

A Bukowski lo había oído nombrar alguna que otra vez pero ignoraba de qué trataba su obra y si ahora lo he leído es simplemente porque se mencionaba en una película que vi hace poco (“Nuestros amantes”, una comedia romántica protagonizada por Eduardo Noriega y Michelle Jenner), tanto a él como a este libro.
Charles Bukowski está considerado como uno de los máximos representantes del “realismo sucio” y su obra trata sobre los instintos más bajos del ser humano. En sus novelas y relatos vuelca mucho de su propia vida y de hecho el protagonista suele ser él mismo o su alter ego Henry Chinaski. Este libro es una colección de relatos en los que el protagonista, mayormente él o su alter ego Henry, aunque otras veces es otra persona, se pasa el día emborrachándose o follando o que no tiene trabajo y cuando lo encuentra apenas le dura, o que apenas tiene dinero y lo poco que tiene lo usa para apostar en las carreras de caballos, o que a su casa va un montón de gente a decirle qué gran poeta es y que él solo quiere que lo dejen en paz.

Debo decir que Bukowski no es para mí. El libro no me ha gustado y es que muchos de estos relatos no van a ninguna parte, es como si nos contara una anécdota y se interrumpiera a la mitad. Nos dice que bebe todo el día o que se acuesta con tal o cual mujer, que apuesta a los caballos, pero todo se queda ahí, no hay final cerrado ni moraleja ni nada. Y en otros relatos se pone a reflexionar sobre un tema u otro y no te enteras de lo que está hablando.
Además uno de los relatos es bastante fuerte, el protagonista viola a una niña de nueve años, y no es nada agradable leerlo. En resumen, que no creo que vuelva a leerme más libros suyos.

jueves, 24 de mayo de 2018

Stardust, de Neil Gaiman

El pueblo de Wall está separado del reino mágico de Fairie por un muro, en el que siempre hay dos hombres de guardia para asegurarse de que nadie cruza al otro lado. Esta prohibición se suspende una vez cada nueve años, cuando se celebra una feria al otro lado del muro, en la que seres mágicos y humanos pueden relacionarse entre sí. Una noche, una estrella cae del cielo y el joven Tristran Thorn decide partir en su busca y traérsela a la mujer que ama, para conseguir así su mano.
Pero Tristran no es el único que va tras la estrella. Una poderosa bruja quiere a la estrella para arrancarle el corazón, pues este le otorgará juventud eterna, y los tres últimos hijos vivos del señor de Stormhold (Primus, Tertius y Septimus) también la buscan ya que el que la encuentre se convertirá en el nuevo señor de Stormhold.

Esto fue lo primero que leí de Neil Gaiman y debo confesar que no acabó de gustarme. Se me hizo muy lento y supongo que debió ser por el formato, algo extraño para mí, pues no era ni novela ni novela gráfica sino algo intermedio. Sin embargo esta segunda vez ha sido todo lo contrario. Será porque ya sabía lo que me iba a encontrar, pero esta nueva lectura me ha gustado mucho. Me ha llevado un par de días terminarlo y la historia me ha parecido mágica y hermosa.
Esto demuestra mi teoría de que cada libro tiene su momento y si te lo lees antes de ese momento no te va a gustar.

miércoles, 23 de mayo de 2018

Mutación, de Robin Cook

“Mutación” es como la versión de Robin Cook del clásico de Frankenstein, llevándolo a su terreno.
Después de que Marsha y su marido, el doctor Victor Frank, tuvieran a su primer hijo, ella ya no podía tener más, así que para su segundo hijo recurrieron a un vientre de alquiler. Pero sin que ella lo supiera Victor modificó los genes del cigoto mediante una técnica de recombinación de ADN, con el fin de crear al niño perfecto. El resultado es un pequeño gran genio cuyo coeficiente de inteligencia dobla al de cualquiera de sus compañeros de clase pero carece de ética y moralidad y es frío e inexpresivo emocionalmente. Su madre, que es psiquiatra, se muestra preocupada ante la personalidad de VJ, un niño solitario que no tiene amigos y que prefiere pasar el tiempo en el laboratorio de su padre que practicar cualquier deporte, pero Victor le restra importancia.

Dos niños similares a VJ, fruto del mismo experimento, han muerto tras sufrir los mismos síntomas en cuestión de minutos. Temeroso de que sea un efecto secundario de la manipulación genética y de que a su hijo le pase lo mismo, Victor somete a VJ a diversas pruebas, pero ninguna indica nada fuera de lo normal. Además parece que alguien ha descubierto lo de su experimento genético, que ha mantenido en el más absoluto secreto hasta ahora. Los archivos de esos dos niños han sido borrados de su ordenador. Alguien ha estado accediento a los archivos de su empresa semanalmente desde su cuenta, los otros cigotos que tenía congelados han desaparecido y empieza a recibir amenazas anónimas.

Mientras que “La manipulación de las mentes” me pareció un libro previsible y fácilmente olvidable, el de “Mutación” es todo lo contrario. Me ha gustado muchoi, es de fácil lectura y tiene una buena dosis de misterio. Además, la auténtica cara de VJ llega a ser espeluznante. Sin duda es uno de sus mejores libros.

martes, 22 de mayo de 2018

La manipulación de las mentes, de Robin Cook

Adam Schonberg es uun joven estudiante de Medicina casado desde hace poco y con problemas económicos. Al saber que su esposa está embarazada se ve obligado a dejar sus estudios y consigue un empleo como vendedor en Arolen Pharmaceuticals, una reputada y poderosa empresa farmacéutica. Allí descubre que los médicos que acuden a los cruceros formativos organizados por la empresa regresan cambiados, como si les hubieran lavado el cerebro, dejando todos ellos el ejercicio de la medicina privada para ir a trabajar a la misma clínica pública, la clínica Julian. Sospechando que algo extraño ocurre en esos cruceros, Adam decide embarcarse en uno de ellos parea descubrir la verdad.

Este no es uno de los mejores libros de Robin Cook, de hecho es bastante previsible. Titulándose “La manipulación de las mentes” era bastante obvio que iba a tratar sobre control mental, reprogramación de la personalidad o algo por el estilo. El libro se pasa sin pena ni gloria, salvo las últimas 50 páginas en las que el ritmo se acelera, pero es fácilmente olvidable. Únicamente entretenido.

lunes, 21 de mayo de 2018

El Silmarillion, de J. R. R. Tolkien

“El Silmarillion” es un compendio de historias ambientadas en la Tierra Media durante la Primera Edad (“El Señor de los Anillos” transcurre en la Tercera Edad) que Tolkien escribió a lo largo de su vida, desde 1917, pero murió sin haberlas publicado y unos años después su hijo Cristopher Tolkien se encargó de recopilarlas, editarlas y publicarlas en su nombre.
La pieza central del libro es el “Quenta Silmarillion”, que trata sobre la creación y el posterior robo de los Silmarils y las diversas guerras que tuvieron lugar en la Tierra Media a lo largo de los siglos con el objetivo de recuperarlos de manos de Melkor (llamado también Morgoth), el primer Señor Oscuro. Pero aparte de esto el libro incluye otros cuatro relatos.

El “Ainulindale” nos narra la historia de la creación de Eä o Arda (el mundo de la Tierra Media) por parte de Ilúvatar y los ainur (Ilúvatar es como Dios y los ainur son como los ángeles) mediante su música. Uno de ellos, llamado Melkor, sintió celos de sus hermanos y quiso hacer su propia música, pero sus notas disonantes alteraban la composición general orquestada por Ilúvatar, y así su Padre acabó expulsándolo y se convirtió en el primer Señor Oscuro. Luego un grupo de los ainur descendió a vivir a Eä con el fin de preparar el mundo para la llegada de los elfos y los hombres, y se los conoció como Valar.
El “Valaquenta” nos cuenta quienes eran los Valar y el campo que dominaba cada uno, se nos resume la historia de la rebelión de Melkor y también se nos habla de los Maiar, espíritus superiores de rango inferior a los Valar que estaban a su servicio. Uno de ellos era Sauron, que fue corrompido por Melkor y se convirtió en su lugarteniente.

El “Akallabêth” tiene lugar tras el “Quenta Silmarillion” y nos narra la caída de Númenor, fruto de las intrigas de Sauron (Númenor es la isla que los Valar dieron a la raza de los hombres mortales tras la batalla final contra Melkor). Y en el último relato se nos hace un resumen de “El Señor de los Anillos”, la Guerra del Anillo y todo el tema.

Tolkien hijo
¿Pero qué son los Silmarils?
Los Silmarils son tres joyas creadas por Fëanor, el más grande orfebre de todos los elfos, que contienen en su interior la luz de los Dos Árboles de Valinor; por ello los Silmarils brillaban con luz propia, una luz extremadamente intensa, y los Valar los consagraron de modo que ningún ser maligno pudiera tocarlos sin sufrir un gran daño. Después de que Melkor fuera puesta en libertad tras un largo encierro, éste fingió enmendarse, pero empezó a sembrar distensiones entre los príncipes de los Noldor (los elfos más inteligentes y valientes de los Hijos de Ilúvatar), que acabaron provocando el exilio de Fëanor. Luego Melkor fue a Formenos, donde vivía Fëanor, y le habló del peligro que los Silmarils corrían en Aman. Pero Fëanor vio que Melkor ansiaba los Silmarils para él y lo expulsó de allí sin miramientos. Tras esto Melkor se alió con Ungoliant, la Gran Araña (que muchos años después engendraría a Ella Laraña) y con su ayuda destruyó los Dos Árboles de Valinor.

Los Valar le pidieron a Fëanor que les cediera las joyas para recuperar la luz perdida de los Dos Árboles, pero Fëanor se negó pues no deseaba que rompieran sus creaciones. Entonces llegaron mensajeros de Formenos con malas noticias: Melkor había asesinado a Finwë, padre de Fëanor, y saqueado Formenos, llevándose todas las joyas incluidos los Silmarils. Fëanor, enfurecido y lleno de odio por Melkor (a quien llamó por primera vez Morgoth, Negro Enemigo del mundo) y por la aparente calma de los Valar, los repudia y a Valinor mismo, pronunciando un terrible juramento que le obligaba a él y a sus hijos a perseguir a quienquiera que tuviera los Silmarils, fuera Valar, Elfo, Hombre o demonio, y no descansar hasta recuperarlos o morir en el intento. Y de esta manera se forjó el Hado de los Noldor qye huyeron insensatamente con Fëanor a través de las tierras baldías del norte de Aman. Y esto se convierte en el nexo de unión de muchas historias de la Primera Edad, unas directamente relacionadas con los Silmarils y otras solo superficialmente.

Melkor 
Leí “El Silmarillion” por primera vez hace como un millón de años (tranquilamente unos 20) y entonces no acabó de gustarme. La prosa de Tolkien hijo era muy distinta de la de Tolkien padre, con muy poco diálogo, una historia tras otra y tras otra, genealogía por aquí y genealogía por allá y con tal cantidad de nombres que cada dos por tres estaba consultando el glosario del final (¡50 páginas de nombres!) porque me resultaba imposible recordar quién era quién y qué lugar era este o el nombre de tal raza, y así no había quien se enterara de nada. En resumen, fue todo un ladrillo.
En esta ocasión debo decir que no he consultado el glosario tanto como la primera vez, pero sigue pareciéndome un libro algo denso y no tan fácil de leer como “El hobbit” y “El Señor de los Anillos”.

Siempre he pensado que “El Silmarillion” es como la versión de la Biblia de la Tierra Media. Empieza con la creación del mundo, la rebelión de Melkor (Lucifer), la aparición de los elfos y posteriormente los hombres, la separación de los elfos en varios grupos (tantos y con tantos hombres que resulta confuso) y todo lo concerniente a los Silmarils y las batallas contra Melkor. Y creo que es por eso, que esté narrado como si de la Biblia se tratara, lo que le resta puntos y convierte su lectura en una empresa ardua. Y es que seas hijo de Tolkien no te convierte en Tolkien.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Yo fui a EGB, de Javier Ikaz y Jorge Díaz

Este proyecto nació como un blog personal que los autores pusieron en marcha para rememorar aquellas cosas míticas de su infancia, como un ejercicio de nostalgia, los dibujos animados que ponían por la tele, las series, los juegos en el patio del colegio, ,los grupos musicales de moda, el gran surtido de golosinas que había para elegir, etc.

Enseguida se convirtió en todo un fenómeno que se extendió a su propia página web, a las diversas redes sociales, un espectáculo musical y hasta, de momento, cuatro libros. El presente es el primero de ellos y habla de muchas de estas cosas. La merienda, los programas infantiles (los payasos de la tele, la bola de cristal, Barrio Sésamo) los dibujos y series de la tele (Mazinger Z, el Equipo A, el coche fantástico), esos juegos a los que todos jugaban durante el recreo (las canicas, el trompo, piratas), las revistas, las primeras películas que sacabas del videoclub, los primeros videojuegos, etc.

Yo soy de la última generación de EGB, hice 8º y luego pasé directamente a 3º de ESO, así que conozco de priimera mano muchas de las cosas que aquí se mencionan, aunque como nací en los 80 hay algunas que son anteriores a mi época y solo las conozco de oídas. El libro me ha gustado mucho, se lee en nada (tiene muchas imágenes y listas) y me sentí bastante nostálgico rememorando estas cosas de mi infancia. Si eres de mi generación o anterior, sin duda lo disfrutarás mucho. Yo espero poder leerme los otros tres.

lunes, 14 de mayo de 2018

Stargate Origins. Webserie

“Stargate Origins” es una webserie formada por 10 capítulos de unos 10 minutos cada uno, vamos, que dura como una película y está protagonizada por una veinteañera Catherine Langford, cuyo padre fue el que encontró la Puerta Estelar en Egipto en 1928 (ya sabes, la anciana que reculta a Daniel Jackson en la película original).
La webserie tiene lugar en 1938, 10 años después del hallazgo de la Puerta Estelar. Tras todo este tiempo el profesor Langford sigue sin saber lo que es ni ha logrado descifrar los extraños símbolos grabados en ella. Entonces aparece un oficial nazi, el jefe ocultista de Hitler que parece saber más que él y tiene la teoría de que es un portal a otro mundo. Tiene un cuaderno con todos los símbolos anotados y hace que uno de sus soldados los introduzca en la Puerta Estelar y la activa conectándola al motor del jeep (!), llevándose al profesor Langford con él al otro lado.
Catherine, que está retenida por el otro soldado, lo noquea, le quita el cuaderno, vuelve a activar la Puerta Estelar y la cruza para rescatar a su padre.

Un momento, dirás, ¿no se supone que no se lograba activar la Puerta Estelar hasta la pelicula original, en 1994? Además, en la primera temporada de Stargate SG-1 descubríamos que hubo un primer intento de activarla, en los años 40, de terribles consecuencias. Así y todo, parece que la webserie se salta la continuidad. Pero tranquilos, todo queda aclarado en el último capítulo (el recurso de siempre, borrado de memoria y listo). Esta webserie me ha gustado mucho, ver cómo conecta con la película original y cómo queda todo bien atado. Además aquí se nos responde a algunas preguntas de la película, como por qué el símbolo de la Tierra estaba roto, y mola un montón. Lo único que me chirría es que hagan funcionar el Stargate conectándolo al coche. Un poco cutre.