Buscar este blog

miércoles, 14 de febrero de 2018

The Shield. 1ª temporada

“The Shield” es una serie policiaca del 2002 que duró 7 temporadas, una de esas series que marcaron una época, y me dio por verla a raíz de un comentario de Stephen King, que dijo que, al ver el piloto, ese momento en que Michael Chiklis se cargaba a uno de su equipo como si tal cosa, entonces supo que el panorama televisivo acababa de cambiar para siempre. Y no podría estar más de acuerdo.
La serie transcurre en el ficticio distrito de Farmington, en Los Angeles, y está protaonizada por el Equipo de Asalto, un grupo especial antibandas formado por cuatro detectives que utilizan unos métodos bastante extremos para controlar el crimen en las calles, desde brutalidad policial, robo extorsión e incluso asesinato. El líder del equipo es el detective Vic Mackey, interpretado por Michael Chiklis, in tipo inteligente, violento y corrupto que hace lo que sea necesario para lograr sus fines y para el que su unidad es parte de su familia.

Shane es su mano derecha y su mejor amigo, trata de emularle pero le falta dureza e inteligencia y cuando la caga Vic tiene que limpiar su estropicio. Ronnie Gardocki es el especialista en electrónica e informática y es el más discreto de los cuatro, y luego está Lem, la conciencia del equipo y el único que tiene dudas morales sobre la forma de actuar del equipo.
La comisaría de Farmington está situada en una vieja iglesia abandonada y el capitán Aceveda, un policía con ambiciones políticas, trata de reunir pruebas contra Vic y su equipo, pero estos son las estrellas del Departamento y son intocables, ya que Vic tiene contactos en las altas esferas y está protegido. Vic es muy amigo del subcomisario Gilroy y es él quien le da el soplo cuando Aceveda pone en marcha alguna maniobra contra él. Es así como Vic descubre que el nuevo miembro del Equipo de Asalto es un topo de Aceveda, y durante una redada por drogas Vic se lo carga y lo hace pasar por el disparo de un traficante. Pero Aceveda no es tonto y sabe que ha sido cosa suya y no se detendrá hasta reunir pruebas que lo demuestren.
Aparte la serie también se ocupa de casos policiales autoconclusivos y como trama general está la búsqueda de un asesino en serie de prostitutas.

Esta fue de las primeras series cuyo protagonista es el malo, un cabrón que hace cosas horribles y que consigue salirse con la suya. Luego vinieron personajes como House, Walter White y Frank Underwood entre otros, pero Vic Mackey fue el que les abrió la puerta a todos ellos.
El tipo es de lo peor y cae claramente mal, y aunque al final de la temporada hace lo correcto, eso no lo exime de todo lo que hizo antes, y llegará un momento, espero, en que tendrá que pagar por ello.
La serie es increíble y bastante violenta y algunos momentos son bastante fuertes. El caso del pederasta, por ejemplo, te llega adentro. No se ve nada inapropiado pero te lo puedes imaginar.
Es una serie impresionante y muy recomendable. Por cierto, la película “Los dueños de la calle”, de Keanu Reeves y Hugh Laurie, me recordó mucho a lo que ocurre en esta serie.

viernes, 9 de febrero de 2018

Dark Angel. 2ª temporada

Max fue capturada por Manticore al final de la 1ª temporada y allí tratan de reprogramarla pero ella solo les sigue la corriente y se dedica a buscar la forma de escapar de allí. Max descubre unos experimentos fallidos del X5, mitad hombres y mitad animales y se hace amigo de un hombre perro llamado Josuah, con cuya ayuda logra escapar y regresar con Logan. Pero descubre demasiado tarde que la infectaron con un retrovirus diseñado genéticamente para matar a Logan al tocarle. Logan descubrió la ubicación de Manticore pero al caer enfermo no pudo sacarlo a la luz. Max regresa a Manticore en busca del antídoto, hace pública su ubicación y los de Manticore activan inmediatamente su autodestrucción. Todos los X5 y los hombres animal escapan y se dispersan por la ciudad. Max encuentra el antídoto y se lo da a Logan, pero no puede volver a tocarlo nunca más. Por otro lado, debe hacer frente a un culto milenario que busca a los transgénicos para matarlos y pone a la población en su contra.

La 1ª temporada la viera por la tele en su día, en Antena 3, pero la 2ª no. Esta la vi por primera vez hace unos tres años y si he tardado tanto en ponerme a escribir la reseña es porque se me acumulan las reseñas de series y libros y las de los libros tienen prioridad y las de series las hago según el orden en que las vi y antes que esta tenía muchas otras pendientes. A mí la temporada me gustó, me pareció tan buena como la primera, pero desgraciadamente los números no la acompañaron y la cancelaron. Es una lástima, sobretodo porque el final es muy abierto y deja a los protagonistas en una situación bastante peliaguda. Definitivamente no importa si eres Spielberg, James Cameron o un perfecto desconocido, lo que manda es la audiencia y si la serie no cumple, se acabó lo que se daba.

miércoles, 7 de febrero de 2018

El hombre enterrado, de Ross Macdonald

Debo confesar que nunca había oído hablar de Ross Macdonald, pero al parecer es uno de los autores referentes de la novela negra y heredero de Raymond Chandler y Dashiell Hammett, conocido sobretodo por su serie protagonizada por el detective privado Lew Archer (del cual, por cierto, tampoco había oído hablar). Su verdadero nombre era Kenneth Millar pero escribió bajo el seudónimo de John Ross Macdonald para que no lo confundieran con su esposa Margaret Millar, que también escribía novelas de misterio, y luego lo dejó en Ross Macdonald para que tampoco lo confundieran con el escritor John D. Macdonald. Además tanto Ross como su esposa fueron presidentes de la Mystery Writers of America.

“El hombre enterrado” es la penúltima novela de Lew Archer y en ella una mujer lo contrata para dar con el paradero de su marido y de su hijo. Ella y su marido están pasando por una grave crisis y él se llevó al niño a visitar a su madre, pero al llamarla su suegra esta le dice que ignoraba que fueran a visitarla. Poco después se declara un incendio cerca de donde vive su suegra, que se está acercando peligrosamente a las casas de la zona y la mujer se preocupa por lo que haya podido ocurrirles. Archer la lleva en coche hasta la casa de su suegra y esta le habla de una cabaña en el bosque a la que suele ir su hijo. Archer se dirige allí y encuentra al hombre muerto y enterrado cerca de la cabaña, pero no hay rastro del niño.

Al parecer el hombre estaba en compañía de una joven y todo apunta a que ha secuestrado al niño con su novio. Archer cree que su asesinato y el secuestro están relacionados y tras avisar a la policía pasa a interrogar a todos los que conocían a la pareja, así como a la madre de la víctima. Descubre que el fallecido estaba obsesionado con dar con su padre, que los abandonó a él y a su madre cuando era niño, fugándose con otra mujer, y esa búsqueda parece ser el detonante de lo sucedido.


El libro me ha gustado mucho. Empieza en plan tranquilo y a medida que avanzas la trama va complicándose cada vez más. Se lee fácil y los capítulos son cortos y de prosa sencilla. Secretos, infidelidades, chantaje, no se puede pedir más.

martes, 6 de febrero de 2018

El gran golpe, de Dashiell Hammett

Este libro reúne cinco relatos de Dashiell Hammett, que son los siguientes:

1. El asesinato de las criadas chinas.
Tras regresar de un viaje, Lillian Shan, una acaudalada china-americana de segunda generación, encuentra a sus criadas asesinadas y que otros dos de sus criados han desaparecido. El detective de la Continental es contratado para investigar el caso.

2. Corkscrew
El detective de la Continental llega a un pueblo del desierto de Arizona para investigar un asunto relacionado con unas tierras, pero una vez allí descubre que el pueblo está controlado por los forajidos y delincuentes del lugar, así que se ve obligado a ejercer de sheriff.

3. El raptor
La hija de un poderoso y desalmado hombre de negocios es secuestrada y contrata al detective de la Continental para que dé con ella.

4. El gran golpe
Una gran banda de ladrones formada por 150 hombres atraca los dos principales bancos de la ciudad y consigue escapar con el botín dejando varios cadáveres a su paso, y posteriormente van matándose entre ellos para no tener que repartir el dinero. El detective de la Continental es contratado para descubrir quién es el cerebro de la operación y dónde está el dinero.

5. Tulip
El narrador es un escritor de edad madura que ha salido recientemente de la cárcel. Su viejo amigo Tulip, que también es ex-presidiario, va a visitarle y le cuenta algunas anécdotas de su vida con el propósito de que las plasme en un libro, pero el narrador cree que las ha adornado un poco y que no se corresponden con la verdad y se niega a hacerlo. Ambos se pasan el tiempo discutiendo.


Los cuatro primeros fueron publicados en la década de los 20, en los comienzos de Hammett y este nunca quiso oír hablar de reeditarlos. Fue su compañera sentimental a lo largo de más de 30 años, la también escritora Lilian Hellman, la que decidió reeditarlos un año después de la muerte del autor. De hecho este volumen se complementa con otro titulado “Dinero sangriento”, otra colección de relatos de sus primeros años.
El último relato, “Tulip”, es de lo último que escribió, y de hecho está inconcluso aunque sí incluye el final, algo que para mí no tiene mucho sentido. El relato abarca unas 60 páginas que se interrumpen bruscamente, luego Lilian Hellman nos dice que Hammett nunca completó la historia pero sí escribió el final, y nos lo muestra a continuación, apenas un párrafo. Vamos a ver, si escribió 60 páginas e incluso el final, ¿por qué no lo escribió entero? Es tontería.
Esta antología me ha gustado mucho, de Dashiell Hammett ya me había leído un volúmen con 5 novelas suyas, entre las que destacaba por supuesto “El Halcón Maltés”, su obra más conocida, y con razón es uno de los grandes autores del género policiaco. En estos relatos Hammett ya apuntaba maneras y son una excelente muestra del tipo de historias que lo harían alcanzar la fama años más tarde. Además todos menos el último están protagonizados por el detective de la Continental, uno de sus personajes más importantes y que protagoniza también algunas de sus novelas más célebres, como “Cosecha roja” y “La maldición de los Dain”.
Mis relatos favoritos son “El asesinato de las criadas chinas”, “El rapto” y “El gran golpe”. “El rapto” es el más corto, unas 20 páginas y se produce un giro sorpresa al ginal, pero ya lo veía venir, y “El gran golpe” lo encontré un pelín largo, pero aún así es el mejor de los cinco.

viernes, 2 de febrero de 2018

El hombre que fue Jueves, de G. K. Chesterton

El policía Gabriel Syme se infiltra en el Consejo dirigente del movimiento anarquista para descubrir y frustrar los planes de su peligroso líder, que responde por el nombre de Domingo. El Consejo está formado por siete miembros que utilizan los días de la semana para identificarse (el propio Syme asume la identidad de Jueves) pero Syme descubre que no es el único policía infiltrado. De hecho todos menos Domingo son policías, aunque inicialmente cada uno cree ser el único policía infiltrado.

Hay novelas que no soportan el paso del tiempo y esta es un claro ejemplo de ello. “El hombre que fue Jueves” es de 1908 y se nota, porque solo en esa época tendría sentido tal paranoia con el tema de los anarquistas. Pero te la lees en pleno siglo XXI y resulta imposible tomártela en serio. Aquí pintan a los anarquistas como el diablo mismo, unos tipos muy peligrosos que buscan destruir el mundo, a la humanidad e incluso a matarse ellos mismos, todo les da igual. No he podido evitar pensar en la caza de brujas del senador McCarthy en Hollywood en los años 50 contra los comunistas. Solo hacía falta que alguien te acusara de comunista para arruinarte la vida y tu carrera, lo fueras o no. De entrada eras culpable y luego ya se vería. Pues aquí pasa lo mismo, los anarquistas son el diablo, al mismo nivel que los terroristas, y si ves alguno tienes que salir corriendo. De risa, vamos.
La novela es muy paranoica y surrealista, y eso de que cada miembro del Consejo resulte ser un poli infiltrado es un poco forzado y muy difícil de creer. Pero lo peor de todo es el final, raro de cojones y que no te resuelve nada. Vamos, que no pasa del entretenimiento. Al menos la conseguí gratis.

jueves, 1 de febrero de 2018

El cuento de la criada, de Margaret Atwood

“El cuento de la criada” nos narra una distopía en la que las mujeres han perdido todos sus derechos y libertades y básicamente son propiedad del hombre, como un objeto más.
Tras un atentado terrorista contra el Gobierno de los Estados Unidos se instaura un régimen totalitario y religioso y las mujeres pierden todos sus derechos. No pueden tener dinero propio, ni trabajar, ni tener posesiones, los segundos matrimonios son declarados ilegítimos e incluso pierden su nombre, pasando a llamarse Defred, Dewarren o Deglen, lo que indica que son propiedad de su señor.

Esta sociedad recuerda un poco a la de los primeros colonos de América. Los hombres que ocupan un cargo importante en el Gobierno son los Comandantes, que están casados. Debido a algún tipo de guerra biológica las Esposas son todas estériles y las únicas que son fértiles son las llamadas Criadas, que visten de rojo y cuya única función es concebir un hijo de su Comandante. Luego están las Marthas, que se ocupan de mantener la casa limpia y de cocinar, y después están las Tías, que son las que instruyen a las Criadas en sus funciones y lo que se espera de ellas, y de castigarlas si se rebelan o infringen alguna norma.

Luego vienen los Ojos, guardias armados que vigilan a todo el mundo y si alguna Criada (o incluso también algún hombre) infringe las normas o intenta escapar se la llevan y no se vuelve a saber de ella. Y si alguna Criada o logra quedarse embarazada o bien la envían a las Colonias a limpiar la tierra de residuos tóxicos o bien la mandan a la horca.
La protagonistas de la novela es una Criada llamada Defred, que entra al servicio de su nuevo Comandante y recuerda cómo eran antes las cosas y piensa en su marido y su hija, de los que se separó cuando intentaban huir al instaurarse el nuevo régimen y de los que no sabe si lograron cruzar la frontera o si fueron capturados. Defred establece una extraña relación de amistad con su Comandante y descubre la existencia de una resistencia llamada Mayday, que ayuda a algunas mujeres a cruzar la frontera con Canadá.

Esta es una de las mejores novelas distópicas que he leído en mucho tiempo. A raíz de oír hablar de la serie me puse a buscar la novela en la biblioteca, tuve suerte y la encontré, junto con otras tres de la autora. De las cuatro me llevé tres a casa y dejé esta para el final, como plato fuerte. Esta es una de esas historias que te indignan mientras la estás leyendo y que se te queda en la cabeza una vez la has acabado. Es que esas distopías en las que el ciudadano de a pie pierde sus derechos y libertades es algo que me hace hervir la sangre y por eso esta novela es tan importante, porque la situación que nos presenta no está tan lejos de la realidad y bien podría acabar pasando. Lo más chocante para mí es que haya mujeres, como Tía Lydia o Serena Joy (realmente odiosas) que estén de acuerdo y fomenten esta nueva situación para la mujer, algo verdaderamente incomprensible.
Lo único que no me ha gustado del libro es el final, demasiado abierto, te quedas sin saber qué pasa con Defred, si consigue cruzar a Canadá o si la pillan y la envían a las Colonias.

jueves, 25 de enero de 2018

El año del diluvio, de Margaret Atwood

“El año del diluvio” es la segunda novela de una trilogía apocalíptica (“Oryx y Crake”, “El año del diluvio” y “Maddaddam”, aunque esta última creo que no la han traducido). En ella aparecen algunos personajes de la primera novela, pero no hace falta haberla leído antes (tal es mi caso), aunque no está demás seguir el orden establecido.

En la novela un virus creado en un laboratorio se extiende por el mundo acabando con la mayoría de la población y los pocos que han sobrevivido es porque en ese momento se encontraban en lugares aislados. Aunque esto no ocurre hasta el tramo final de la novela. La historia transcurre en dos tiempos, en el presente, que es el año 25 desde la creación de una secta religiosa llamada los Jardineros de Dios y es cuando se produce esa epidemia devastadora, y en los últimos 15-20 años anteriores, y está narrada por dos mujeres, Ren y Toby, que se encuentran cada una en un lugar diferente y nos narran a modo de flashback esas últimas dos décadas (una en 3ª persona y la otra en 1ª), la historia de cómo cada una acabó uniéndose a los Jardineros de Dios, su estancia con ellos y cómo acabaron abandonándola por una u otra razón, confluyendo así en el momento presente.

De hecho la mayor parte de la novela se centra en esa secta, pero no es una secta de fanáticos que te exigen todas tus posesiones y que acaben suicidándose en masa, sino que es más bien como una comuna hippie. No comen carne animal sino que se alimentan de lo que les proporciona la naturaleza y cultivan sus propios alimentos, no creen en las propiedades personales y su líder, Adan Uno, está convencido de que un nuevo Diluvio, el Diluvio Seco, arrasará el mundo, y prepara a los miembros de la secta para ese día (lo que acaba ocurriendo efectivamente en el año 25).

La novela me ha encantado. Me imaginaba que al ser una novela apocalíptica sería una historia algo compleja, sobre todo al ser la segunda entrega de una trilogía. además de que son casi 600 páginas, pero nada más lejos. Es de fácil lectura y la prosa es ágil y directa, nada complicada ni enrevesada. De hecho casi se lee sola, y la historia es muy interesante. Qué grande es Margaret Atwood. Próximamente a ver si me leo el primer libro, “Oryx y Crake”.