Buscar este blog

viernes, 17 de noviembre de 2017

El coleccionista de relojes extraordinarios, de Laura Gallego

Jonathan, su padre y su madrastra se encuentran de vacaciones visitando la Ciudad Antigua. Su intención es visitar el Museo de Relojes pero se sorprenden al encontrarlo cerrado. Al parecer su mapa es antiguo y el museo cerró sus puertas hace siete años, pero a fuerza de insistir el padre de Jonathan convence al propietario, un marqués, para que les deje entrar y ver su amplia colección de relojes. Tras el recorrido el marqués los lleva a una sala cerrada que contiene unos pocos relojes, supuestamente malditos. El marqués les cuenta la leyenda de cada uno de ellos, pero el padre de Jonathan cree que se está quedando con él, hasta que su esposa comete el error de tocar uno de los relojes. Marjorie pierde el conocimiento y el marqués les da la mala noticia de que su alma está atrapada dentro del reloj. Pero existe una posibilidad de salvarla: Jonathan debe encontrar el reloj Deveraux, que se encuentra en algún lugar de la Ciudad Antigua, pero debe hacerlo en menos de doce horas o el alma de su madrastra se perderá para siempre. El problema es que nadie ha visto el reloj Deveraux desde hace tres siglos.

Después de leerme seguida la trilogía victoriana de Félix J. Palma (¡casi 2000 páginas!) quise desconectar y leer algo más ligero, así que escogí esta novela juvenil de Laura Gallego. La verdad es que no me ha durado nada. Tiene un ritmo rápido y fresco y la prosa es muy ágil. Estas 250 páginas se me pasaron volando y la novela en sí es muy entretenida y está llena de aventuras y te hace pasar un buen rato. Más no puede pedirse.

jueves, 16 de noviembre de 2017

El grillo del hogar, de Charles Dickens

“El grillo del hogar” es una novela corta de Charles Dickens, de apenas 150 páginas, que forma parte de lo que se conoce como su ciclo navideño, formado por cinco obras : “Cuento de Navidad”, “Las campanas”, “El grillo del hogar”, “La batalla de la vida” y “El hechizado”. De él me he leído con esta cuatro novelas y es uno de mis autores clásicos favoritos. Sin duda pienso leerme todo lo de Dickens que caiga en mis manos y esta pieza en concreto la conseguí gratis en un mercadillo de segunda mano (esta y la que es su primera novela, “Los papeles póstumos del Club Pickwick”).
La historia gira en torno a un reducido grupo de personas.

John Peerybingle se gana la vida repartiendo paquetes con su carreta y vive con su joven esposa Dot, su hijo recién nacido y la niñera de 14 años, Tilly Slowboy. John llega a casa con un anciano vagabundo al que ha recogido en la calle y al que se ha ofrecido a hospedar por unos días. Poco después hace acto de presencia un amigo del matrimonio, Caleb Plummer, un juguetero pobre que tiene una hija ciega, Bertha, a la que hace creer que es el hombre más feliz del mundo y que su casa es la más bonita, y otro hijo mayor, Eduardo, que se fue a América hace años en busca de fortuna y al que todos dan por muerto. Caleb trabaja para el señor Tackleton, un hombre avaro y mezquino que ha hecho su fortuna fabricando juguetes para los niños, pero pese a ello odia los juguetes que hace y a los niños a los que están destinados. Tackleton también se presenta poco después en el hogar de los Peerybingle para anunciarles que va a casarse con la joven May Fielding, amiga de la infancia de Dot, en cuestión de dos días, algo que a Dot le sienta como un jarro de agua fría pues sabe que su amiga no ama al señor Tackleton y que este solo se casa para tener a una mujer que le cuide y que le mantenga la casa. Tackleton los invita a todos a su boda, a los Peerybingle y a Caleb y a su hija, pero antes organiza una merienda en casa de Caleb. Allí, John descubre a su esposa en actitud cariñosa con el anciano vagabundo, que resulta ser un joven con peluca, y eso le rompe el corazón pues está muy enamorado de ella, pero tras reflexionarlo durante toda la noche decide romper su contrato matrimonial y dejar ir a Dot para que sea feliz.

Esta novelita me ha encantado, son apenas 150 páginas que se leen fácilmente, tiene una prosa simple y sencilla (no como alguno de sus tochos más conocidos, que contienen pasajes algo díficiles y lentos) y la historia también lo es. En ciertos aspectos me ha recordado un poco a “Cuento de Navidad”, con la redención del avaro en las últimas páginas y que todo acaba bien para los protagonistas. Si no has leído nada de Dickens y te intimidan bastante sus clásicos tan tochos, esta historia es ideal para hacerlo.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

El Mapa del Caos, de Félix J. Palma

El mundo entero está en peligro a causa de una epidemia llamada “cronotemia”, que permite a los infectados viajar entre los infinitos mundos paralelos que forman el multiverso, pero cada vez que alguien viaja ente los mundos el tejido del universo va destruyéndose cada vez más. La única forma de impedirlo es hallar un misterioso libro titulado “El mapa del caos”, entre cuyas páginas se haya el remedio a esta catástrofe.
El millonario Gilliam Murray, el escritor H. G. Wells y su esposa, Arthur Conan Doyle y el agente Cornelius Clayton, de la División Especial de Scotland Yard, tratarán de dar con el libro antes de que sea demasiado tarde, mientras el Hombre Invisible, salido de las páginas de la novela de Wells, intentará adelantarse a ellos y localizar el libro para destruirlo.

Este último libro de la trilogía victoriana de Félix J. Palma me ha gustado tanto o más que el primero. Aquí se nos dan respuestas largamente esperadas, como la identidad del narrador, cómo Clayton perdió la mano o el origen de sus desvanecimientos, y todo lo referente a la epidemia y el multiverso. Es verdad que, como el libro anterior , le sobran algunas páginas (la primera parte, que se centra en el pasado de Clayton, no influye demasiado en la trama general y su historia no pasa de ser curiosa), y el desenlace es similar al de los libros anteriores, que a fuerza de abusar de él deja de ser original, pero a rasgos generales he quedado muy satisfecho con el resultado. Es una trilogía muy recomendable, no te la pierdas.

martes, 14 de noviembre de 2017

El Mapa del Cielo, de Félix J. Palma

En 1835 un hombre hizo creer a todo el mundo que la Luna estaba habitada por unicornios, hombres murciélago y otros seres fantásticos. Luego se supo que era un fraude, pero mucha gente prefirió seguir creyendo en esa fantasía.
Sesenta años más tarde, su bisnieta Emma Harlow es una de las jóvenes más solicitadas de la alta sociedad de Nueva York y debe soportar a una gran cantidad de pretendientes que buscan conseguir su mano, a los que rechaza con cualquier excusa.
Emma detesta la época que le ha tocado vivir y aborrece todo lo que les encanta a las jóvenes de su edad, los bailes, la moda, la búsqueda de marido… Emma está cansada de todos los caballeros que llaman a su puerta, el más insistente y perseverante de ellos un hombre llamado Montgomery Gilmore, que no sabe aceptar un no por respuesta. Emma sabe que no podría enamorarse de alguien que no estuviera a la altura de su bisabuelo, y por eso le propone a Gilmore un trato: si logra recrear la invasión marciana de “La guerra de los munbdos” de H. G. Wells y convence a todo el mundo de que es real, se casará con él, pero si fracasa la dejará en paz de una vez por todas. Lejos de arredrarse el millonario acepta el desafío y acuerda con ella una fecha para representar tal proeza.
El problema es que llegado el día lo que tiene lugar resulta ser una auténtica invasión marciana.

Este no me ha gustado tanto como “El mapa del tiempo”. Es una buena novela, una magnífica recreación de la novela de Wells, de hecho me han dado ganas de volver a leer las novelas clásicas de H. G. , pero es demasiado extensa. Si “La guerra de los mundos” tenía unas doscientas y pico páginas, “El mapa del cielo” las triplica y eso es pasarse un poco. A mi parecer le sobran muchas páginas, si no la mitad al menos la tercera parte, que pueden resultar interesantes y curiosas pero no influyen en nada en la trama general. Los últimos días ya se me estaba haciendo algo cansino y estaba deseando acabarlo. Tenía previsto tomarme un descanso de la trilogía antes de afrontar la lectura de “El mapa del caos”, pero al final he ido a saco con él y me he leído los tres libros seguidos. La siguiente reseña, la suya.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

El Mapa del Tiempo, de Félix J. Palma

1896.
Un año después de la publicación de “La máquina del tiempo” de H. G. Wells surge en Londres la empresa Viajes Temporales Murray, que convierte la posibilidad de viajar al futuro en una realidad. Así, Claire Haggerty vivirá una historia de amor con un hombre del año 2000, mientras que Andrew Harrington decidirá no viajar al futuro sino al pasado, al año 1888, para impedir que la mujer que ama sea asesinada por Jack el Destripador. Y el propio Wells será perseguido por un viajero del tiempo que retende asesinarlo para arrebatarle la autoría de una de sus novelas.

Como otros libros de mi biblioteca personal, hacía demasiados años que tenía esta trilogía de Félix J. Palma pendiente de leer. Los dos primeros los conseguí en una oferta especial de Círculo de Lectores, quizás hace cinco años, y el tercero gratis por un rollo por puntos, hará dos o tres años. Así que decidí que ya tocaba y de hecho me los he leído seguidos (estoy ahora con el último).
Me encanta el género de los viajes en el tiempo y me he leído los grandes clásicos de Wells, como no podía ser de otra manera. Disfruto mucho con la idea de novelas protagonizadas por los escritores clásicos de toda la vida, sean del género que sean, aunque he leído alguna que no era demasiado buena, y con esta he quedado maravillado. Me ha gustado mucho, aunque debo reconocer que al principio me sentí un poco engañado (los que la habéis leído ya sabréis por qué), pero la tercera parte del libro lo compensa con creces. Es sin duda una de las mejores novelas sobre viajes en el tiempo que he leído en mucho tiempo. Altamente recomendable si eres fan del género.

martes, 7 de noviembre de 2017

El Libro de los Portales, de Laura Gallego

En el mundo de Darusia la gente utiliza Portales para viajar, lo que les permite teletransportarse de un lugar a otro instantáneamente. Para ser pintor de Portales hay que estudiar durante años en la prestigiosa y estricta Academia de Portales; la mayoría de los estudiantes proceden de familias ricas a excepción de Tabit, el estudiante más sobresaliente de la Academia, que procede de una familia humilde y consiguió ingresar en ella gracias a una beca. Ahora está a punto de graduarse pero para ello debe realizar su proyecto final, diseñar un Portal para un humilde granjero llamado Yanek. Pero tras recibir este encargo una serie de sucesos extraños empiezan a producirse por toda Darusia. El pryecto de Tabit es cancelado sin darle ninguna explicación, el maese Belban, del que Tabit pretendía ser su ayudante, desaparece sin dejar rastro; alguien está borrando Portales por todo el reino y Tabit descubre que la bodarita, mineral del que se extrae la pintura con la que se pintan los Portales y que les da su propiedad de teletransporte, se está agotando, y al mismo tiempo se descubre una nueva veta de bodarita, no roja sino azul, pero en la Academia ignoran si tiene las mismas propiedades que la roja.
Tabit decide investigar todos estos asuntos con ayuda de Caliandra, otra brillante estudiante de la Academia con la que compitió por el puesto de ayudante del maese Belban.

Hacía ya varios años que tenía este libro en casa pendiente de lectura, así que decidí que ya tocaba. Laura Gallego es una reconocida autora española de novelas de fantasía juveniles, famosa sobretodo por su trilogía de Idhun, todo un fenómeno literario a nivel mundial. Yo leí esos y “La Emperatriz de los Etéreos” y la verdad es que sus novelas me encantan. Pensaba que esta sería una novela juvenil de fantasía más, pero ha resultado ser mejor de lo que creía cuando la empecé. Engancha desde las primeras páginas y la trama está muy bien construida, no es nada simple, como podría ocurrir con otras novelas juveniles. Es una novela altamente recomendable que te hará disfrutar.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Libros Sangrientos, de Clive Barker

Los Libros de Sangre o Libros Sangrientos son la colección de relatos con los que Clive Barker se dio a conocer en 1984, los cuales lo revelaron como uno de los nuevos talentos del género de terror, hasta el punto que escritores como Stephen King y Peter Straub quedaron deslumbrados ante su portentoso talento e imaginación. En total son seis volúmenes que en España se agruparon en cinco y este es el primer volúmen, que consta de seis relatos.

1. Los muertos tienen autopistas
Este relato hace de prólogo para introducir las otras historias. Una profesora universitaria especializada en lo sobrenatural se traslada a una casa en la que tuvieron lugar terribles crímenes para grabar la presencia de los muertos en ella. Va acompañada de un joven estudiante, que es medium, pero en realidad es un farsante que se dedica a fingir los gritos y ruidos de los muertos. Pero a estos no les gusta que se burlen de ellos y le darán una lección que no olvidará.

2. El tren de la carne de medianoche
El periodista Leon Kaufman investiga una serie de asesinatos muy sangrientos que tienen lugar en el metro, en los que alguien está colgando los cuerpos y los desangra para luego descuartizarlos. Su investigación lo pondrá cara a cara con el asesino y a descubrir un terrible secreto que oculta la ciudad.

3. El geniecillo y Jack
Un pequeño diablo es enviado a la Tierra con la misión de hacerle la vida imposible a un hombre llamado Jack Polo, pero no tardará en descubrir que Jack posee una paciencia inagotable.

4. El blues de la sangre de cerdo
Un ex-policía consigue trabajo en un reformatorio, donde enseñará a esos chicos problemáticos algo de disciplina, pero acabará descubriendo el terrible secreto que se oculta entre sus paredes.

5. Sexo, muerte y brillo de estrellas
Una historia de fantasmas durante la representación de “La duodécima noche” de Shakespeare, última obra que se representará en ese teatro antes de que lo derriben.

6. En las colinas, en las ciudades
Una pareja de homosexuales se encuentra de viaje por Europa cuando presencian un extraño y brutal ritual de lucha entre dos pueblos de Croacia.

A mí modo de ver el primer relato no forma parte de la antología sino que es el modo de presentar las historias que le siguen, el hilo conductor digamos. En 2008 se hizo una película, “Book of Blood”, basada en este relato y “En las calles de Jerusalen”, que creo solo se encuentra en la versión inglesa del último volúmen, en el que nos reencontramos con el protagonista de “Los muertos tienen autopistas”, pero es muy nala y muy lenta, no tiene nada aprovechable salvo el principio y el final.
“El tren de la carne de medianoche” es uno de mis relatos favoritos. Es truculento y macabro y muy visceral y el final es sorprendente. También se hizo una película en 2008.

“El blues de la sangre de cerdo” es quizás el mejor relato de este volúmen. La idea de un cerdo poseído puede parecer ridícula, pero Barker es capaz de convertirla en algo realmente terrorífico.
“El geniecillo y Jack” es un relato bastante simpático.
“Sexo, muerte y brillo de estrellas” también me gustó. Barker sabe transmitirte el amor de los personajes por el teatro y el duro golpe que supone que tu función no volverá a representarse en ese teatro. Él sabe de lo que habla ya que se ganaba la vida escribiendo obras de teatro, mientras por las noches escribía estos relatos de terror.
Y el último relato es sin duda el más original de todos. Cuando te imaginas una batalla campal entre dos pueblos vecinos jamás se te pasaría por la cabeza lo que ocurre en este relato. Verdaderamente fascinante y perturbador.
Mis favoritos: “El tren de la carne de medianoche” y “El blues de la sangre de cerdo”.